Punto Verde

La crisis del E-Waste

Pakistán, China, India, Ghana y Nigeria son de los países subdesarrollados más afectados por el creciente problema de la basura electrónica, mundialmente denominada como “E-Waste”. Su reciclaje clandestino entre la población más pobre, representa un medio de vida, cuyo costo ecológico, pero sobre todo de salud, afecta a su población y a la de todo el mundo, además de ignorar los tratados de Basilea y Estocolmo y burlando a las regulaciones de los países desarrollados en cuanto a la no exportación y manejo adecuado de estos residuos.

Los desperdicios electrónicos se originan principalmente en Norte América y Europa, pero terminan su camino en Ghana, China, India y Pakistán. Sin embargo, otros países sin regulaciones ambientales como México, ya comienzan a recibir éste tipo de embarques.

Las personas involucradas en el reciclado clandestino no saben cómo reciclar el vidrio de los monitores (CRT’s que contiene metales pesados) ni tampoco cómo tratar la gama de plásticos que un aparato electrónico contiene. Es debido a esto que eligen tirar y quemar miles de toneladas de diferentes materiales, produciendo gases altamente tóxicos que contribuyen al problema del calentamiento global, tales como: Dioxinas, Furanos, Poli clorados y CO2 entre otros.

La quema de tarjetas electrónicas en estufillas de gas, constituye una de las principales actividades que los hindúes dentro del mercado clandestino, realizan para subsistir. Logran extraer con un 20% de eficiencia algunos de los metales valiosos, sacrificando su salud. El PVC con el que se conforman las bases de las tarjetas, emite uno de los gases más tóxicos para el ser humano, además de los gases que emiten el plomo, cromo y mercurio contenidos en los componentes que conforman los circuitos.

Principales elementos que genera el mal manejo del E-Waste

Gases Poli-Clorados: Provienen de la combustión de plásticos y hules que comúnmente aíslan los cables eléctricos.

Poli-Bromados: Son compuestos retardantes de la flama, empleados en los plásticos que están expuestos a condiciones de flamabilidad. (Cancerígenos y Neuro tóxicos).

Fenoles, Dioxinas, Furanos y CO2: Son gases altamente tóxicos que se generan con la combustión de los plásticos empleados en la mayoría de los componentes electrónicos. (Contribuyen al Calentamiento Global).

La mayoría reaccionan cuando son expuestos directamente a las inclemencias del clima. El agua, el sol, el aire, los cambios de temperatura, los convierte en un riesgo latente, que tarde o temprano afectará a todos. Cabe mencionar que todos ellos no representan un riesgo para la salud cuando son reciclados de la manera correcta.

01 800 707 36 72
recicla@puntoverde.org.mx